6 mayo, 2016

Historia

La Provincia de Chimborazo, antes denominada CORREGIMIENTO DE RIOBAMBA, estuvo formado durante el período formativo por las culturas TUNCAHUÁN, SAN SEBASTIÁN, ELEMPATA Y HUAVALAC respectivamente que constituirían el antecedente para la organización de los grupos que en sus diferentes parcialidades  y asentamientos territoriales dieron origen a la nación PURUHÁ.

 

El territorio del Reino Puruhá limitaba al norte con el Reino Quito _ Shyri y por el Sur, con el territorio de los Cañarís. El uso del suelo debió tener su manifestación en la agricultura de excedente destinada al intercambio comercial o trueque, aspecto que permitió ampliar y consolidar su organización social y política, a más de lo cual fueron magníficos pastores de llamas; la producción de carne y sobre todo de lana fue abundante; varios cronistas de indias dan estas referencias y se puede deducir que la actividad pastoril constituyó un determinante para que el pueblo Puruhá se consagrara como guerrero.

 

Los Shyris no pudieron conquistarlos, pero afianzaron su dominio a base de la alianza matrimonial de la Princesa Toa, hija de Carán Shyri XI, con Duchicela, hijo de Candoroso, régulo Puruhá. Más tarde, Hualcopo Duchicela ofreció tenaz resistencia a la conquista Incásica de Túpac Yupanqui, hasta que su hermano Epiclachima fue finalmente vencido y muerto en la sangrienta batalla de Tiocajas; dominación Incásica que significó una superposición de muchos rasgos culturales, incluyendo el idioma y el modo de producción comunitario controlado por el incario en su propia organización político- administrativa.

 

Una de las parcialidades de la cultura San Sebastián que se encontraba dentro del territorio del Reino Puruhá fueron los PATULÚES. En 1560 aparece Patulú  como Encomienda de don Martín de la Calle. El cacique se llamaba Francisco Cajo; interviene, con los otros caciques de la zona en la escritura de donación de tierras para el  establecimiento del convento de franciscanos en Guano. Como parte de la historia podemos añadir que el Obraje de Santa  Catalina del Huayco, que pertenecía al pueblo de  San Andrés durante la colonia, estaba en territorio de lo que es hoy San Isidro. El Río Guano nace en San Isidro con el nombre de Río  Huayco, así como también  tenemos dos sectores denominados el Huayco y el Obraje junto al mismo río).

En un documento de 1769 se habla de la hacienda Patulú y la estancia  de Pichan de este Pueblo de San Andrés .Entre  1797 y 1799, como consecuencia  del terremoto, se establecieron varias familias de Riobamba que escogieron el sitio de San Isidro para vivir, en lugar de los llanos secos de Tapi. (Este sería el origen de las familias Cabezas, Ávalos, Valencia, Barreno, Zambrano, Layedra, Sánchez, Ubidia, Albán, Coello, Silva, Jácome, Quintanilla, etc.

Durante el siglo XIX este lugar siguió formando parte de la Jurisdicción de San Andrés en calidad de partido de Patulú. Sus orígenes se encuentran en la fama del saber y la virtud que los patulues dejaron entre las ruinas del antiguo pueblo, destruido por el terremoto de 1.797.

 

Los pasos previos para formar lo que hoy es San Isidro, se compara con librar una batalla de libertad, por el dominio que fueron sometidos tanto político, religioso, moral y económico ,por el pueblo de San Andrés al  que pertenecía como Partido de Patulú hasta 1893, a partir de estos años surge la imperiosa necesidad de tener autonomía , y forman grupos de lucha en busca de la independencia  Civil y Eclesiástica  , siendo los protagonistas los señores: Fidel Calderón, Leandro Aguiar, Fidel Avalos y Juan Badillo quienes viajaron a Quito silenciosamente en busca de la anhelada aprobación para la parroquialización porque los san andreños querían impedir a toda costa este objetivo; pero fue demasiado tarde , el patriotismo se puso al frente para arremeter en la gestión. Pues, hombres sencillos  y modestos habían puesto corazón y bienes al servicio de esta trascendental causa, los mismos que se fundamentaron en la existencia de suficiente población, territorio muy amplio  y comunidades organizadas.

 

La Creación de la Parroquia de San Isidro se efectuó el 27 de ENERO DE 1894, en el Gobierno de Luis Cordero. Los Fundadores fueron: Fidel Calderón, Leandro Aguiar, Fidel Ávalos, Juan  Badillo, Lorenzo Barreno Calderón, Cleodomira  Guevara, Leonardo Rivera Cabezas, y otros.